site image
Lanterns

       


Rosa Amelia Chalas

September 6, 1934 ~ March 21, 2018 (age 83)

Rosa Amelia Chalas native of el Valle Hato Mayor del Rey in the República Dominicana rest in peace of the lord. She died on 21 of March 2018 at the Rhode Island hospital in Providence, RI

Daughter of Mr. Julio Chalas and Ms. Ramona German Chalas (deseased) was born September 6, 1934

With her departure mourn her sons Rubén, Mayra & Pedro; her son Ramón (deceased) precede her, also siblings Julio, Matilde (Amantina), and Ludovina (Luz) all (deseased).

She is survived by Ramón (Mon), Miguel (Santo), Rafael, Concepcion (Negrita), Maria (Edith), and Margarita Chalas; grandchildren’s Yipsy, Mayra (Yeny), Dicairys, Sol Amelia, Meylin, Nathanael, Joniel, Julio, Starlin, John Michael, and Angel: great-grandchildren, daughters in law, nephews, cousins and other family members.

Rosa Amelia was a woman exemplary throughout her life, seeder both values as of fruits. Today we reap and enjoy her hard work, it comforts us to know that we will see her in eternal life that promises our lord Jesus Christ, wishing God has her in special place as she deserved.

 

Rosa Amelia Chalas oriunda del Valle Hato Mayor del Rey en República Dominicana descansa en la paz del señor. Falleció el 21 de marzo de 2018 en el Hospital de Rhode Island en Providence, RI.

Nació el 6 de Septiembre del 1934, hija del Sr. Julio Chalas y la Sra., Ramona German de Chalas ambos (fallecidos).

Con su triste partida enluta a sus hijos Rubén, Mayra y Pedro; a su muerte le precedió su otro hijo Ramón también sus hermanos Julio, Ludovina, (luz), y Matilde (Amantina). Le sobreviven Miguel (Santo), Rafael, Concepción (Negrita), María (Edith), y Margarita Chalas; también sus nietos Yipsy, Dicairys, Sol Amelia, Meylin, Natanael, Joniel, Julio Cesar, Starlin, John Michael, y Ángel, doce biznietos, nueras, sobrinos, primos y otros familiares.

Rosa Amelia fue una mujer ejemplar en todo su accionar, fue una sembradora incansable tanto de frutos como de valores. Hoy cosechamos y disfrutamos de su ardua labor. Nos deja una enorme tristeza pero también un legado incalculable, lleno de esfuerzo valor, lealtad y sobre todo un inmenso amor por su familia. Agradecidos del señor todopoderoso por dárnosla tanto tiempo y rogamos le tenga en un lugar especial como fue ella toda su vida. Nos consuela y conforta saber que ella partió en la paz del señor quien la acogerá con los brazos abiertos y así la veremos en la vida eterna que nos promete nuestro señor Jesucristo.

 

© 2018 Bell Funeral Home, Inc.. All Rights Reserved. Funeral Home website by CFS